¿SE AVECINA UNA GUERRA DE PRECIOS ENTRE ENTIDADES ORGANIZADORAS?

Foto tomada de Flickr bajo licencia CC autor: "Roberto Rizzato".

Foto tomada de Flickr bajo licencia CC autor: "Roberto Rizzato".

Me hago esta pregunta por determinados movimientos que vengo observando en las últimas semanas. Hay un súbito interés por conocer el modo en que una empresa puede ser Entidad Organizadora de formación bonificada. Es un dato que me confirman personas que trabajan en los teléfonos de asistencia al usuario de una determinada organización empresarial, quienes me dicen que es verdaderamente llamativo el número de consultas en relación a éste asunto. Y es un dato que yo mismo confirmo al analizar la cantidad de visitas a la web de BONIFICATE mediante búsquedas relacionadas también con esa cuestión.

Por si fuera poco, recientemente la Fundación Tripartita ha publicado la Guía “Orientación para la Formación en el Empleo” que creo le va a echar leña al fuego.

Por una parte, esta guía explica de un modo claro y directo que para ser Entidad Organizadora basta con agruparse con otras empresas, es decir formalizar una agrupación de empresas, y asumir el perfil de organizadora. Esto siempre ha sido así de sencillo, pero parece que era información desconocida por muchos y usada chamanísticamente por otros que afirmaban “estar homolgados por la ftfe como entidad organizadora“. Esta simplicidad formal y sobre todo su divulgación por la ftfe puede tener un efecto llamada para muchas empresas.

Por otra parte, la guía contiene un apartado denominado “Guía para Gestorías” que personalmnte me parece toda una revolución y felicito desde aquí a la tripartita y a su gerente D. Carlos Gomez Plaza. Se trata de un documento dirigido a gestorías administrativas que necesitan conocer el procedimiento de gestión de las ayudas para la formación en las empresas. La guía dice textualmente “… La gestoría crea una agrupación de empresas, siendo la propia gestoría una de las empresas integrantes de la misma, …  …. la gestoría se dará de alta en la aplicación telemática de la FTFE como entidad organizadora, asumiendo, como mínimo la gestión de la formación y las bonificaciones correspondientes…“.

Como puede deducirse, es una llamada en toda regla para que los despachos profesionales de contabilidad, nóminas y seguros sociales entren a competir con la entidad organizadora de perfil clásico: la consultora de formación. Varios miles de competidores más en toda España que, con unas barreras de entrada nulas, una cartera de clientes fidelizados importante, seriedad y rigor al relacionarse con la TGSS  y un dominio perfecto de las prácticas de gestión y administración pueden provocar una verdadera revolución en el sector, caída de precios incluída.

Siempre he pensado que el proveedor natural de servicios de gestión de las bonificaciones eran éste tipo de empresas y no las empresas de formación. Que una consultora de formación gestione bonificaciones por formación es como si la inmobiliaria te hiciera la declaración de la renta por haberte vendido un piso. En todo caso, bienvenida la competencia, que racionaliza el sector, selecciona a los mejor adpatados y, en definitiva, beneficia al cliente.

José Carlos Amo.
Be Sociable, Share!

21 Respuestas a “¿SE AVECINA UNA GUERRA DE PRECIOS ENTRE ENTIDADES ORGANIZADORAS?”

  1. Estimado josé Carlos

    Yo tambien he estado viendo estos nuevos documentos y creo que tienen un doble filo. Por un lado democratiza la gestión de la bonificación y ayuda a la empresa a realizarlo por ella misma o por lo menos saber que proveedores son los que gestionan con calidad. Por otro lado estoy de acuerdo contigo en que, con el aumento de las intenciones (algunas buenas otras no tan buenas) de constitución de entidades organizadoras (lo de homologados por la ftfe es algo que me hace reir a carcajadas…como lo de “somos consultores de tripartita”…jajaja) con estos documentos se da la idea de que uno puede iniciar tal actividad de forma facil y son necesidad de ninguna formación al respecto…no creo que todas las emrpesa esten capacitas para ser entidades organizadoras y que habrá muchas, de las nuevas y las viejas que terminen cayendo por su propio peso…asi que valoro la iniciativa de la ftfe positivamente, pero ¿que nos deparará el futuro? espero que una regulación del sector, y una formación de calidad mas alla de la bonificación.

    Un abrazo

    David Rodríguez

  2. José Carlos Amo Pérez dice:

    David, efectivamente se corre el riesgo, pero en el fondo es el mismo que se corre ya.

    Yo creo que poco a poco (y esta medida lo impulsará más) la gente sabrá perfectamente qué es este servicio y cuánto es lo justo que se debe pagar por él. En el momento en que los usuarios del sistema estén bien informados sabrán si les conviene o no externalizar el servicio. Y en caso de decidir una externalización sabrán bien con quién aliarse.

    Un alto porcentaje de clientes bien informados y una dosis de competencia en el sector es lo mejor que puede ocurrir para que veamos empresas ofreciendo nuevos servicios en torno a la bonificación, servicios de valor. Y no al revés un servicio deteriorado que además deteriora también a la propia formación.

    Como siempre un placer tenerte por aquí y charlar contigo. Gracias.

    José Carlos Amo.

  3. JOSÉ LUIS dice:

    Estimado amigo, considero un error que en la Formación Bonificada pueden participar de un modo directo las asesorías y gestorías, ya que ellos no son profesionales de la formación, y su único objetivo se va a convertir en consumir el crédito de su clientes a toda costa.

    Dentro de unos meses se verán los resultados.

    Saludos y ánimo.

  4. José Carlos Amo Pérez dice:

    José Luis, gracias por tu participacióin y sobre todo gracias porque tu opinión sea opuesta. Agradezco mucho el dabate.

    Una gestoría laboral tiene en su poder todos los datos de una empresa cliente que se bonifique excepto los relativos a la acción formativa y el grupo. Es incluso quien aplica materialmente la bonificación. Desde un punto de vista meramente de operaciones y de gestión de los procesos es claro que poner la gestión en manos de una asesoría implica unos costes de prestación del servicio menores, pues se reducen claramente los intercambios de información. Si además esa asesoría lleva también la contabilidad del cliente, la reducción de operaciones necesaria para gestionar, bonificar y contabilizar es enorme. Por este motivo es por el cual yo opino que las asesorías laborales son el proveedor natural de este tipo de servicios. También te digo que he podido comprobar que ellos aún no se han dado cuenta de ésto.

    Sabes también mi opinión acerca de que la tarea fundamental de un proveedor de formación es (debería ser) diseñar e impartir formación de calidad, formación transferible al puesto de trabajo y con un ROI medible y atractivo. Y sabes que creo que el sistema de bonificaciones ha hecho mucho daño a este modelo de formación de calidad, pues ha logrado que clasifiquemos la formación en bonificada vs. no bonificada cuando creo que sería mejor clasificarla en útil vs. inútil.

    Tu sabes que hay muchas empresas de formación que son honestas y no buscan hacer ingeniería financiera con el crédito de sus clientes. Las conoces bien pues desde tu organización os preocupais en formarlas y tenerlas técnicamente actualizadas. Esas empresas a las que tu representas no tienen en las asesorías serias un enemigo, sino un aliado, pues cuenta más gente profesional y responsable seamos , menos espacio quedará para los que dañan el sector. Al menos yo creo que será así.

    José Luis, un placer charlar contigo y mil gracias.

  5. Hablando de mi, y no del área de formación del Grupo, siempre he sido yo el organizador de los cursos a mis clientes, no la Entidad Organizadora. Para la gestión del crédito y desde el punto de vista del formador, me da igual que lo gestione una asesoría que un centro de formación. El que actua como consultor de formación soy yo, y la bonificación va aparte.

    Muchos clientes se llevan ellos la bonificación, y el precio del curso sigue siendo el mismo.

    El problema radica en que los centros crean que esa tarea es potestad suya, que nunca lo fue.

  6. José Carlos Amo Pérez dice:

    Miguel, buenos días y muchas gracias por intervenir. Me alegra ver que compartimos puntos de vista. La figura del consultor de formación es la clave. Su trabajo no debería ser preocuparse por la bonificación, que en el fondo es secundaria.
    También estoy de acuerdo en que la gestión no es potestad del formador y, si me lo permites añado que tampoco la formación es potestad del gestor de la bonificación.

    Un saludo.

  7. Estoy de acuerdo con alguno de vosotros. Creo y también espero y deseo, que como resultado de todo esto las empresas de formacion salgamos fortalecidas.

    La gestión del proceso de bonificación de un curso es una actividad administrativa que poco o nada tiene que ver con nuestro trabajo como formadores. Es una actividad que muchos hemos asumido/incorporado por cuestiones de mercado: cuando generalmente el cliente no ha querido o no ha podido asumir dicha actividad administrativa lo hemos hecho nosotros (como favor o imposición del cliente, por miedo a perderlo…).

    Qué sean las entidades que apunta Jose Carlos las que deban realizar esta actividad, es el proceso natural. Si para cualquier empresa cliente su gestor o asesoría será quien le realice la gestión de la bonificación (y con esto me refiero a todo el proceso), ello permitirá regularizar este “mercado”. Y los formadores nos dedicarémos en esencia a lo nuestro.

  8. José Carlos Amo Pérez dice:

    Antonio, es un placer, un honor y una alegría tenerte por aquí. Bienvenido a tu casa.

    Efectivamente los motivos que apuntas son algunos de los que llevaron a las consultoras de formación a convertirse en gestorías. En todo caso creo que el factor esencial es que para las consultoras surgió una vía de ingresos no prevista, muy jugosa, pero que a menudo no se ha sabido poner en valor como línea de negocio o negocio en sí mismo. Una especie de patito feo para algunos y una especie de mina de oro a saco para otros. Polaridades ambas que han dañado la esencia de la formación: adaptar la cualificación de las personas a los requisitos de sus trabajos.

    Un saludo.

  9. Miguel Angel dice:

    Parece lógico: las gestorías gestionan la bonificación, las consultoras gestionan la formación (con todo lo que esto implica: detección necesidades, diseño, planificación y desarrollo de cursos, evaluación y calidad de las acciones…).

    Pero yo no creo en la lógica, cuando hay subvenciones/bonificaciones por medio.

    En formación, cuanto menos se externalice mejor. La empresa que pueda, claro.

    Un saludo.

  10. José Carlos Amo Pérez dice:

    Buenas noches, Miguel Angel, muchas gracias por participar.

    Efectivamente una cosa es la teoría (la lógica) y otra la práctica y quizá por ese motivo está la formación (y la economía) como está.

    Respecto de la externalización no comparto tu opinión. A mi modo de ver la parte de administración de la formación, y en concreto la gestión de las bonificaciones, me parecen materias que nada tienen de estratégico. No son “core” ni para el departamento de formación, ni para el de RRHH ni tampoco para la empresa. De modo que creo que son externalizables sin ninguna duda y que lo que debe hacerse desde dentro es únicamente la Formación De Verdad (con mayúsculas): detección de necesidades, diseño, planificación, desarrollo y evaluación.

    Saludos cordiales.

  11. TAM dice:

    Hola a todos:

    Permitidme que os pida ayuda, ya que es el único sitio donde verdaderamente he podido encontrar información realista sobre el FORCEM.

    Somos una PYME que ha inscrito a sus empleados en algunos cursos de Prevención de Riesgos que, incluso ya están pagados a la entidad organizadora. Por otra parte, el Gerente de la empresa ha hablado con otra que se dedica a la gestión de la bonificación para que se encargue de la nuestra (es la primera vez que lo hacemos). Por si no me explico bien, la empresa que nos da los cursos es diferente de la que gestionará la bonificación.

    La empresa de gestión de la bonificación (con la que no existe ningún tipo de contrato o acuerdo) pide datos de los cursos, de los trabajadores (incluido el número de la seguridad social) y, por aquí viene mi duda, nos pide que la empresa que nos da los cursos les facture directamente a ellos, es decir, nosotros pagamos el importe de los cursos pero no recibimos factura. ¿?

    Quizá estoy equivocada, pero no entiendo: 1º Que le demos datos personales a una tercera empresa así sin más y 2º Que nos pidan que la factura sea a su nombre.

    Os agradecería mucho si me pudiérais orientar a este respecto.

    Gracias a todos por adelantado

  12. José Carlos Amo Pérez dice:

    Hola TAM,

    algunos comentarios que creo te ayudarán:

    En primer lugar debes saber que para que una empresa externa pueda empezar a gestionarte las bonificaciones es obligatorio realizar dos trámites previos.

    El primer trámite es relativo a la propia Fundación Tripartita y consiste en la Adhesión a una Agrupación de Empresas. Lo que esto significa en el fondo es que autorizas formalmente a ese proveedor para que sea tu entidad organizadora (tu entidad gestora de la bonificación) y que, por tanto, actúe en tu nombre ante la Fundación. Esta adhesión debes formalizarla en un documento estandar normalizado por la fundación Tripartita que debería enviarte ese proveedor puede hacerse por tiempo indefinido o por un período de tiempo concreto y puedes desistir (darte de baja) en cualquier momento. Este documento lo debe firmar el representante legal de tu empresa.

    El segundo trámite se refiere a la Ley de Protección de Datos (LOPD) ya que efectivamente tendrás que proporcionar datos de carácter personal de los trabajadores que asistan a la formación y esa cesión de datos está regulada en el artículo 12 de dicha LOPD. Lo que debeis hacer es firmar un Convenio o Contrato de Encargado de Tratamiento de Datos. Aquí la Fundación no provee de un documento estandar, de modo que deberás pedirlo a tu asesor en materia de LOPD. Igualmente, este documento lo debe firmar el representante legal de tu empresa.

    Una vez firmados ambos documentos ya es momento de que tu proveedor comience a pedirte datos. Los datos que las entidades organizadoras necesitamos para gestionar la bonificación son, a grandes rasgos: datos de la empresa (denominación y domicilio social, CIF, CNAE, Convenio colectivo que aplica, Cuentas de cotización de sus centros de trabajo, etc…) y de su representante legal (nombre, apellidos y DNI), datos del curso (denominación, objetivos, contenidos, modalidad, fechas, horarios, lugar de impartición, CIF del proveedor de impartición, etc…) y datos de los participantes (nombre, apellidos, DNI, número de afiliación a SS, fecha de nacimiento, categoría laboral, nivel de formación, etc…).

    Respecto del tema de la factura, decirte que contablemente (más allá de las normas específicas del sistema de bonificaciones) no es posible que una empresa tenga una salida de dinero sin un documento (factura) que soporte dicho movimiento. Por tanto, desde el estricto punto de vista mercantil, no deberías pagar sin tener soporte documental.

    Por otro lado sí sería posible que el proveedor de la formación facturara a la entidad que gestiona, pero en este caso la entidad gestora paga dicha factura y a su vez la entidad gestora te factura a tí por exactamente el mismo importe, el cual abonais vosotros. Aunque esto es posible hacerlo, mi opinión es que esto es complicar las cosas y cargar a todas las partes de un trabajo extra de emisión de facturas, pagos y contabilidad de todo ello.

    Sería más sencillo, y es mi recomendación, que directamente el proveedor del curso te facture a tí y tu pagues dicha factura; en este caso lo que debes hacer es entregar una copia (nunca el original) de esa factura a tu proveedor de la bonificación para que la incluya como coste directo.

    Gracias por tu confianza y un saludo cordial.

  13. TAM dice:

    Hola José Carlos:

    Ante todo, muchísimas gracias por tu rapidez y sobre todo por la claridad de tu respuesta. Me ha resultado muy útil, al igual que tu blog.

    Gracias de nuevo y un saludo.

  14. SERGI dice:

    Buenas tardes José Carlos, me planteo bastantes dudas al respecto y veo que tu información es bastante más estendible que la que proporcionan en la Fundación.En mi caso tengo un despacho laboral y me propongo ser Entidad Organizadora , ya que cuento con clientes a quien les interesa el tema y a mí también , para que engañarnos .Mi pregunta , es la siguiente,puedo yo contratar profesionales e impartir la formación a mis clientes??En caso afirmativo, si yo les pago a 20€ la hora en nómina por dar las clases , cuanto puedo facturar como coste de formación??

  15. Hola Segi,

    gracias por participar. Claro que puedes contratar profesionales e impartir la formación. La única limitación son los grados de subcontratación. Quiero decir que si tú contratas a una empresa para impartir un curso, ésta empresa no podrá subcontratar a su vez la impartición (con un freelance por ejemplo).

    Tu puedes pagar a tus formadores y cobrar a tus clientes el importe que acordeis, sin ninguna restricción. Otra cosa será la cantidad que tu cliente se pueda bonificar, ya que las bonificaciones sí tienen un tope máximo. Si quieres más detalles sobre las cantidades a bonificar puedes leer este otro post http://www.bonificate.com/2010/02/%c2%bfy-cuanto-me-puedo-bonificar-por-este-curso/

    Un saludo y mucha fortuna en tu nueva línea de negocio.

  16. SERGI dice:

    Gracias por tu respueta. Me han comunicado en la Fundación Tripartita que si tengo una C.B tengo que tener licencia de apertura ( no vale con tener el epígrafe como centro de formación. Si sólo quiero gestionar el crédito y no dar formación ,también???Si me lo aclaras me harás un favor, según con quién hablas te dice una cosa.Primero me dijeron que con tener el epígrafe siendo una CB sobra.

    Gracias de antemano

  17. Bueno, los requisitos que deben cumplir las entidades organizadoras vienen recogidos en el art. 16 del RD 395/2007 (http://www.fundaciontripartita.org/almacenV/doc/Formacion_Empleo/29334_114114200793124.pdf) y allí no se especifica esa particularidad sobre las comunidades de bienes. Desconozco si hay alguna regulación específica para este tipo de sociedades. Lo siento.

    Saludos.

  18. Clemente dice:

    Estimado José Carlos:
    Estoy montando una empresa de formación y me gustaría saber cuáles son los requisitos para ser una empresa reconocida y certificada para dar formación bonificada por medio de FTFE.

    No hace mucho llamé al FT para pedir información al respecto, quedaron en enviarme documentación, pero no me ha llegado.

    Un cordial saludo y me uno al blog…
    Clemente

  19. Hola Clemente,
    Gracias por unirte al blog. Bueno, la FT no homologa ni acredita empresas de formación, ni tampoco cursos.
    Un saludo.

  20. Francisco dice:

    Estimado José Carlos,

    En primer lugar felicitarte por la transparencia de la información que das relativa a la formación de demanda, me pareces todo un profesional en este ámbito.

    En segundo lugar, te explico; dirijo un centro de formación, dedicado a como tu bién dices, a impartir formación útil, depués de indagar sobre toda la normativa que establece el RD 395/2007, y su orden TAS que regula la formación de demanda, a parte de indagar en tropecientas web, he dado con la tuya, dónde creo que he encontrado con una empresa organizadora muy competente. Verás como centro de formación, necesito ofrecer a las empresas formación bonificable, pero descarto de momento, ser entidad organizadora, porque mis recursos humanos son limitados y prefiero dedicarlos a la formación integramente. ¿Podría vuestra empresa ser la gestora de la bonificación (entidad organizadora) y la mía el centro dónde se imparte la formación, de las empresas que me soliciten bonificación de mi oferta formativa?

    Muchas Gracias y felicitarte por tu taranna tan profesional, y como no, por este blog tan útil.

  21. rafa dice:

    El caso es que mucho bla,bla,bla, sobre la gestión de la formación bonificada, pero lo que se desprende es que las gestorías/Asesorías, pierden el culo por hacerse entidades organizadoras y, en conclsuión actuar dentro del área de la formación más o menos directamente. Ahora contrato un docente, alquilo un aula y ya está, impartición y gestión juntitas. Y luego qué…se quejarán los Centros de información que sean entidad organizadoras de la intromisión de estos despachos gestores/asesores/consultores que nunca se hubieran acercado a la formación si no hubiera sido por el dinerito calentito?.
    Lo dicho mucho bla,bla,bla sobre la gestión, y su cuasi derecho natural a actuar aquí y no los centros de formación pero no se van a conformar con un 25% .Conociendo el proceso documental como yo lo conozco, no van a querer trabar por él y, lo dicho, al ataque a gestionar e impartir. Sinceramente, con todos los resptos, creo que hay mucha demagogia en este tema y LA GESTION QUE SE REALIZA, SEÑORES, NO ES ESCLUSIVAMENTE DOCUMENTAL SINO QUE TAMBIÉN LLEVA UN ALTO COMPONENTE DE CONOCIMIENTO DE LOS DISTINTOS SISTEMAS DE FORMACION QUE SE PUEDEN APLICAR Y QUE SE DEBEN ESTYDIAR EN CADA CASO Y EMPRESA, Y DE ESTO QUIEN TIENE QUE ENTENDER NO SON LOS DESPACHOS GESTORES/ASESORES/, SINO LOS PROFESIONALES DE LA FORMACIÓN Y, POR ELLO, ESTÁN PERFECTAMENTE CAPACITADOS, MÁS SI CABE QUE OTROS, PARA REALIZAR LA GESTIÓN. En fin…..


© BONIFICATE S.L.N.E. - Copyright - Condiciones generales de uso