12 BUENAS PRÁCTICAS PARA COMPRAR SERVICIOS DE FORMACIÓN.

Foto tomada de FLickr bajo Licencia Creative Commons, autor "Daquella manera".

Foto tomada de FLickr bajo Licencia Creative Commons, autor "Daquella manera".

Tengo la sensación de que la formación continua se está devaluando a pasos de gigante. De la Consultoría de Formación casi ni se habla, solo de la formación gratuita bonificada. Se empiezan a acuñar los términos e-reading y pdf-learning  para hablar del e-learning (gracias Leoncio por ponerme al día). La gente duda de la eficacia de los programas de formación tradicionales. Los y las Responsables de Formación están bombardeados a diario por infinidad de ofertas de todo tipo y solvencia.

Creo que sería de gran utilidad escribir acerca de qué elementos son los que permiten distinguir el trigo de la paja, la formación de calidad del “cursito”. Y he tirado de mi experiencia y, sobre todo, de las estrategias de éxito que veo que siguen varios de mis clientes cuando deben decidir a quién compran sus acciones de formación. Como resultado de ello me he permitido elaborar una lista de recomendaciones o buenas prácticas. Estoy convencido de que si se aplicaran todas, los resultados de los cursos serían mucho más visibles de lo que son algunas veces.

Mi lista de recomendaciones sobre el tema de cómo comprar servicios de formación es ésta.

1.- Pide precios desglosados: pide que en la propuesta de servicios te especifiquen todos los trabajos, entregables y precio de cada uno de ellos: diseño, docencia, duplicado de manuales, gestión de la bonificación, fungibles, etc. debes pedirlos detallados y tasados. Esto te da visibilidad sobre qué elementos de un proyecto de formación te interesa verdaderamente subcontratar a ese proveedor. A veces pensamos, o nos insinúan, que tal o cual cosa no nos la cobran, lo cual, de ser cierto, no sería problema ponerlo por escrito. Es muy interesante que te desglosen siempre el precio cobrado por la bonificación de un curso que te presupuestan como un “todo incluído”.

2.- Financia las formaciones sobre temas básicos genéricos mediante los Contratos Programa: mi recomendación es que las formaciones de carácter genérico y nivel súper-básico se deriven por el contrato programa de alguna patronal o sindicato y máxime cuando teneis poco alumnado por grupo. Liberarás parte de tu crédito para formación más específica de tu negocio y derivarás a otro el coste de organización de la formación y justificación de la subvención.

3.- No uses la formación como premio (ni como castigo). No premies a alguien con formación (ni le castigues). La formación es un mecanismo que debe actuar cuando, y solamente cuando, una persona deba aprender a hacer mejor su trabajo. Todo lo demás es lanzar mensajes institucionales contraproducentes: que la formación sirve para que el estresado desconecte, el currante descanse o el que molesta deje un día tranquilos a los demás. Por no hablar de lo difícil que se lo pones al formador o formadora al meter en el grupo a alguien que va a descansar o evadirse en lugar de ir a aprender y compartir.

4.- Interroga a tus proveedores en términos de ¿para qué? ¿de qué otro modo? ¿cómo podrías hacerlo en un 40% menos de tiempo?. El principal objetivo de una consultora de formación es vender horas de formación, cuantas más, mejor. Decirlo puede sonar a perogrullada, lo sé, pero es un detalle importante si tu trabajo es comprar formación. A partir de esa premisa hay consultoras y profesionales muy honestas y las hay que lo son menos. Cuando te presenten el desarrollo del temario que pretenden impartir pregúntales sistemáticamente ¿para qué se hace eso en el curso? ¿qué se pretende exactamente con esa dinámica o con esa explicación o con esa lectura? Si consideras que hay un buen motivo en relación a lo que pretendes con el curso (los objetivos) vale, pero en caso contrario debeis eliminarlo. Puede que eso sólo esté ahí para que el curso dure un par de horas más. Si hay un buen motivo para que esa parte siga dentro del programa entonces pregunta a tu proveedor ¿de qué otro modo se podría lograr el mismo aprendizaje? o si te gusta ser más retador puedes proponerle “necesito que logres lo mismo en un 40% menos de tiempo ¿cómo podrías hacerlo?

5.- La formación puede ser estratégica, pero la gestión y administración de la formación nunca son estratégicas. Por eso la gestión y administración de la formación es una actividad susceptible de ser externalizada. Y en caso de no estar externalizada, debe consumir los menores recursos posibles. También por eso no admitas que  te cobren por la gestión de la Tripartita un porcentaje de la bonificación.  Ese sistema es injusto para tí pues el trabajo de gestión es fundamentalmente el mismo independientemente del curso.

6.- No es formación todo lo que reluce. Quiero decir con ello que no siempre las marcas más de moda, las personas que más salen en los foros profesionales, o los gurús más gurús son los proveedores que más te convienen. Yo me pregunto: los que están constantemente en todas partes ¿cuándo trabajan y se forman? Dicen los expertos en temas de marca que lo importante es que esa marca sea congruente o mejor dicho confiable. Busca confiabilidad, no te dejes seducir por reclamos de modas, cursos enlatados ni consultores top.

7.- No te financies con tus proveedores. Y si vas a retrasar los pagos dílo abiertamente desde el principio. Tus proveedores de formación y gestión tienen sus propios flujos de tesorería (por cierto ya bastante tensos). No les compliques más las cosas. Si les empeoras su flujo de tesorería, tendrán que recurir a su banco, y te lo acabarán cobrando de un modo u otro. Soy de l aopinión que en formación bonificada fue un paso atrás el permitir aplicarse bonificaciones sin haber pagado antes las facturas que imputaron a dicha bonificación.

8.- Hay formación más allá del curso. La formación no consiste únicamente en cursos. Hay muchas otras formas de que la gente aprenda. Participar en proyectos, asisitir a conferencias, visitar ferias profesionales, leer libros y blogs, ver documentales, participar en grupos de mejora o ir de acompañante de otras personas a ciertas reuniones son magníficas ocasiones para el aprendizaje.

9.- Acostumbrate a hablar a tus proveedores de formación en términos de “lo que el alumnado deberá saber hacer de modo visible y demostrable”. Huye de tecnicismos, jergas y frases hechas cuyo significado es ambigüo. Si el proveedor no te sigue el ritmo cuando dejas de hablar en jerga y dices lo que esperas directamente, es buena noticia: es un proveedor que no te conviene. En cuanto te explicas usando la jerga habitual y las generalizaciones vagas el proveedor responderá también con jerga y te va a colocar su curso enlatado prefabricado. Si el proveedor te sigue el ritmo cuando le hablas de objetivos medibles y especíicos, déjale que te proponga un proyecto. Verás qué magnífico trabajo y qué buen resultado te proporcionará.

10.- La formación gratis no te conviene. Las cosultoras cuyo único argumento de venta es la “gratuidad” de sus cursos, tampoco. Aunque si quieres que resulte gratis no tienes más que hacerte trampas en el solitario: quita un par de conceptos de coste de las cuentas y ya está. El excel se lo cree todo, te lo digo por experiencia. La formación gratis es la que retorna el 100% de la inversión. La formación útil, la buena formación, la que deberías estar comprando, la que de verdad te conviene, es la que retorna al menos un 500% de la inversión. Pero claro, me dirás que no es posible medir el ROI de la formación. Allá tú. Pero no es que no se pueda, es que no sabes.

11.- Si no sabes de pedagogía deja trabajar al experto. La pedagogía es una disciplina que lleva 5 años académicos de Universidad. Hay incluso doctorados. Se publican miles de trabajos al año sobre la materia en todo el mundo. Si eso es así debe ser porque es una materia ciertamente amplia y compleja. No digamos ya si entra en juego el tema de las llamadas “neurociencias”. No te metas a decirle al profesorado cómo debe enseñar. Controla al pseudo-pedagogo que llevas dentro, explica el resultado que deseas en términos operativos y deja en manos del experto lo demás.

12.- Si fuiste Consultor/a de Formación antes que Director/a de Formación no le digas a tu proveedor que haga las cosas como tú las hacías en tu anterior trabajo. Si quieres que se haga como en tu ex-empresa, contrata a tu ex-empresa, o diseña e imparte tú el curso. En formación, el ‘cómo’ no importa mucho, lo verdaderamente importante es el ‘para qué’.

José Carlos Amo.
Be Sociable, Share!

14 Respuestas a “12 BUENAS PRÁCTICAS PARA COMPRAR SERVICIOS DE FORMACIÓN.”

  1. Leoncio dice:

    Excelente. Está escrito desde la extensa experiencia de un profesional que ha estado en el lado del proveedor y ahora mira al cliente.
    Gracias por la mención.

  2. Astrid dice:

    Suscribo todos y cada uno de los puntos, especialmente el 8, que creo que se aplica muy poco, quizás porque requiere más esfuerzo activo. Además me aclara algunas cosas sobre lo que se espera de la formación de empresa en España y que desde mi perspectiva, me parecían un poco extrañas.

  3. José Carlos Amo Pérez dice:

    Muchas gracias por participar Leoncio y también por los elogios, que viniendo de tí me agradan aún más. Un abrazo amigo.

  4. José Carlos Amo Pérez dice:

    Astrid, me alegra que sea de utilidad para tí y gracias por participar.

  5. Como consultora de fomación, agradezco este post y reivindico la Formación Comprometida y de Calidad.

    Ciertamente yo, como empresaria apostaría por esa formción que te devuelva el 500% en rentabilidad, como bien apunta José Carlos, pero aún muchas empresas ven en la formación un trámite que cumplir y organizar un taller, un quebradero de cabeza extra.

    astrid, coincido plenamente contigo en que la Formación no debe acabar en el aula y existen muchas otras alternativas que hay que potenciar y que ayudan al formador y a los RRHH ha fijar el conocimiento aprehendido y utilizarlo de una manera eficaz en su puesto de trabajo y en su vida.

    Talleres, actividades outdoor, training on the job…las alternativas son muchas y hay que potenciar el conocimiento de sus bondades.

    Gracias

  6. Raquel dice:

    Interesa post, y además útil para las empresas que cada día reciben ofertas de curso gratuitos.

    Aprovechando la oportunidad, me gustaría denunciar el regalo que ofrecen algunas entidades organizadoras a todas las empresas que reciben formación. El sector debe ser muy duro con los cursos gratuitos y también con los “bonos-regalos”

  7. Hola a Tod@s…¿Como estais?

    La verdad es que no puedo estar más deacuerdo con lo escrito por Jose Carlos, aunque discrepe en algun punto técnico, que al final sera de lo mas efímero, como la forma de cobro de la gestión de bonificación.

    Realmente los cursos “gratuito-enlatado” estan haciendo mucho daño y dificultan el diferenciar el grano de la paja…los cursos “korn flakes” de la misma forma…¿habría que regular los contenidos de la formación continua?

    El divorcio entre el departamento comercial y el de diseño, algunas veces hace que lso que vendan no pueda asesorar de forma profesional a los clientes, porque no tienen ese conocimiento pedagógico para hacerlo y solo vean cumplidas sus cuotas de venta…La figura del consultor a de superar y complementar ambas cualidades…

    Además creo que el apunte del uso complementario de la formación de oferta y demanda es muy bueno, porque realmente se debe ver así.

    Así mismo la formación de calidad se paga, porque estamos demasiado acostumbrados a la “picaresca”, y a que nos lo den todo gratís…el conocimiento vale…y la formación por tanto también…

    Vamos a ver que nos depara el futuro…porque hay quién aboga por la desaparición de la bonificación, y además dejar entrever la idea de la competencia desleal del estado en tema de formación…pensad sobre ello…

    Un abrazo a tod@s

  8. Isidro Rodrigo dice:

    Buenas,

    Jose Carlos, como siempre un post que toca temas profundos con un estilo ameno y cercano. Totalmente de acuerdo con estos doce consejos y añadiría uno más [Al final es un corolario del punto noveno]: “Como mínimo en aquellas competencias que sean críticas para tu organización, exige evaluaciones sobre el aprendizaje de los asistentes a la formación que vayan más allá de los cuestionarios de satisfacción / sonrisa”.

    Un saludo

  9. José Carlos Amo Pérez dice:

    Vanesa, gracias por participar. Nada que añadir pues creo que estamos en sintonía. Un saludo.

    Raquel, muchas gracias. Efectivamente hay aspectos denunciables o reprobables, y manifestarlo creo que cumple con una importante función. Un saludo.

    David, apuntas, a mi modo de ver con acierto, temas importantes como la progresiva marcha hacia los certificados de profesionalidad como estandar de formación, la venta consultiva como estilo ganador en la consultoría de formación y el papel del Estado en materia de formación. Muchas gracias y un abrazo.

    Isidro, acepto el corolario y te ropongo el corolario del corolario: “en competencias críticas pide al superior jerárquico del formando que evalúe el grado de transfer al puesto de trabajo”. Gracias y saludos.

  10. Noa dice:

    Acabo de llegar a tu blog por casualidad y me ha encantado. Enhorabuena.

    Soy formadora autónoma y la verdad es que coincido con tus 12 recomendaciones. Hay veces que los formadores nos vemos obligados a justificar el “valor” de lo que ofrecemos y preparamos con esmero. Creo que esta situación es fruto de la degradación de la formación a la que venimos asistiendo desde hace tiempo y, como dices, los cursos gratuitos, los 2×1 como en el super y el todo vale porque está bonificado y nos sale a precio, son una verdadera lacra para la formación de calidad.
    El objetivo de la formación es formar y capacitar y se presupone interesante para cualquier profesional. Perogrullada ¿no? Pues parece ser que no lo es tanto. Estoy cansada del “Tengo que venir al “cursillo” porque me obligan”.

    Un último apunte. Las grandes (y pequeñas algunas veces) consultoras también tienen parte de culpa en el deterioro del concepto de formación. A veces asisto atónita a los requisitos que nos exigen a los formadores para hacer determinados trabajos. Son ridículos. Muchas veces vales igual para un roto que para un descosido y, si eres un buen profesional, trabajas muchísimas horas por tu cuenta y gratis para formarte y ofrecer un servicio de calidad; si no lo eres, la formación que impartirás será, cuando menos, cuestionable.
    Deberían asegurarse de que los formadores están capacitados para impartir la formación que se les encomienda y, por supuesto, ofrecer formación de calidad para los formadores en las materias necesarias.

    Gracias por tu blog, José Carlos. Seguiré leyéndote. Un saludo,

    NOA.

  11. José Carlos Amo Pérez dice:

    Noa, gracias por tu participación en el blog. Si me lo permites, en mi opinión el objetivo de la formación (o al menos el de la formación continua en empresas) es que las personas sepan desempeñar su puesto de trabajo arreglo al diseño de éste, de sus procesos y tareas.

    Creo que es importante que no perdamos de vista que la formación no es una actividad principal en la empresa sino una actividad de apoyo a la principal (la cual será fabricar, o diseñar, o comercializar, o reparar etc…). De este modo la formación estará en relación con las actividades de la empresa y con sus indicadores de gestión.

    Un saludo y bienvenida.

  12. Miguel Angel dice:

    De acuerdo con casi todo. Especialmente con el ROI del 500%. (Mira que le doy vueltas a cómo medir el ROI de la formación y no acabo de tener ninguna idea brillante).

    Discrepo en lo de los pedagogos-expertos. Sin ánimo de ofender a nadie. Los pedagogos son ideólogos, puesto que la pedagogía es una ideología.

    Saludos.

  13. José Carlos Amo Pérez dice:

    Te veo muy activo hoy Miguel Angel, enhorabuena y gracias.

    Afirmar que pedagogía es una ideología me rechina bastante. No me parece que podamos llamar así a la disciplina que estudia el modo en que aprenden las personas.

    Sobre el ROI te invito a que leas este post: http://www.bonificate.com/2009/06/si-redactaras-bien-los-objetivos-de-formacion-podrias-medir-el-roi/

    Un saludo.

  14. Carlos dice:

    Yo no pienso así, me parece q lo que se dice tiene su lógica, pero que es lo que pasa, que la formación de pago es la mejor?, los cursos de formación continua ya se estan pagando, no son gratuitos y por lo que se, es que tienes un material y un profesor a distancia en el cual se va a responder a las dudas que se tenga y ademas que hacemos, pagamos el impuesto de formación continua y no lo aprovechamos o que?.


© BONIFICATE S.L.N.E. - Copyright - Condiciones generales de uso