ROZANDO LO INMORAL EN LA GESTIÓN DE BONIFICACIONES.

Que hay gente que actúa rozando la frontera de lo inmoral no es  una noticia.  A veces la rozan de ésta lado de la línea y a veces del otro lado. Llevo varios días encontrándome con casos que son ejemplos vivos de ello. Contaré dos que son específicos del mundo de la bonificación por formación.

Primer caso. Un proveedor le pasa a un cliente un presupuesto de un curso de formación. El presupuesto incluye tanto la impartición como la gestión de la bonificación ante la Fundación Tripartita.  Además el presupuesto detalla el precio por participante y el total para 11 participantes. Hasta aquí todo normal. Lo curioso llega cuando justo debajo del importe total leo “la bonificación por este grupo es de XXX euros” y qué casualidad que esa cifra es sólo un poquito inferior al precio del curso. Creo que los expertos en técnicas de venta llaman a esto “reclamo”, es una artimaña que te induce a creer que será formación gratuita o casi. La bonificación por un curso nunca se sabe a ciencia cierta hasta que éste ha terminado, ya que depende, entre otras cosas, del número de participantes finalizados y de los costes incurridos. Un buen profesional hablaría en todo caso de la bonificación máxima.

Pero esto no es todo. Cuando tomo la calculadora y me pongo a las cuentas me doy cuenta de que el importe bonificable está calculado tomando el módulo económico máximo de 13 euros por participante y hora, el cual se aplica a aquellos cursos presenciales de nivel superior. Un curso de nivel superior es aquel que implique especialización o capacite para desarrollar competencias de programación o dirección” cosa que no se cumplía de ningún modo. De hecho tanto el título del curso como sus objetivos citaban específicamente el adjetivo “básico”.

Segundo caso. En un conocido evento de empresarios y emprendedores coincido con una persona que se me presenta como comercial de una firma. Él me pregunta a qué me dedico yo. Le contesto que tengo una empresa dedicada a la gestión de bonificaciones ante la Fundación Tripartita. Me contesta que ellos también se dedican a eso y afirma que están acreditados por la Fundación para hacer esas gestiones. Yo me sorprendo por tal afirmación y le pregunto por la acreditación. Me insiste en que están acreditados. Yo sé que me exagera y que trata de dar una buena imágen de su empresa, pero miente. Creo que a esto se le llama pavonearse ¿no?.

Por si no lo saben, la Fundación Tripartita no certifica ni acredita a nadie. Sí es cierto que en la web de la Fundación puede consultarse un “catálogo de entidades organizadoras” y es cierto también que cualquier empresa puede apuntarse a dicho listado simplemente enviando una solicitud. De hecho a pie de página la Fundación nos advierte “La Fundación proporciona estos datos con fines exclusivamente informativos, y declina cualquier responsabilidad respecto a los servicios ofrecidos por las entidades“.

Be Sociable, Share!

6 Respuestas a “ROZANDO LO INMORAL EN LA GESTIÓN DE BONIFICACIONES.”

  1. alicia dice:

    wow…. gracias por compartir esta información. Si sabía de ciertas prácticas sobre la comercialización de formación “gratuita” y pensaba que así era, gratuita. Pero no pensé que aún quedaran tantos “lazarillos” en estas lindes…

  2. bonificate dice:

    Efectivamente Alicia, quedan “Lazarillos” sorbiéndole el vino a “los ciegos”. Para que una formación bonificada a través de la Fundación resulte gratuíta al 100% deben darse bastantes requisitos; no es lo normal, casi siempre la empresa acaba corriendo con una parte de los costes de la formación. De hecho, cuanto mayor es el tamaño de la empresa mayor obligación tienen de asumir parte de los costes, lo cual en nuestro argot se llama “cofinanciación privada” o “esfuerzo inversor”.

    Gracias por tu participación, siempre es un placer tener por aquí.

  3. m.lopez dice:

    Madre mía. tendría tantos casos de fraude para nutrir tu blog…
    Yo lo llamaría las bonificaciones de los terrores.
    A ver si tengo tiempo un día y os cuento mis aventuras.
    por mi parte, permiteme que despues de haber trabajado durante meses en una empresa literalmente
    estafadora, con mayusculas y en negrita, me sienta desilusionada y frustrada en el oscuro mundo de la formación.
    De hecho he dejado mi trabajo. El peso de la estafa sobre mis hombros era demasiado grande.
    Lo que sigo sin entender es como estas empresas fluorescentes en el panorama siguen sobreviviendo (y como!!) y por más denuncias a la tripartita y avisos, ni una inspección, ni una medición, ni una comprobación de acciones….si queda libre la vacante de inspector de la fundación que me llamen. Me conozco todos trucos y trampas.

    Increible tu blog. lo escrutaré ocasionalmente.
    Saludos.

  4. Hola m.lopez (¿¿ ???) :)

    También hay un buen número de empresas honestas en el mundo de la formación. De grandes empresas y de grandes profesionales que viven por y para el desarrollo del talento de otras personas.

    Espero que escrutes el blog muy frecuentemente y que participes también.

    Gracias.

  5. Juan Esplandiu dice:

    Cuánta perfección, cuánta cualificación, cuánta hermanita de la caridad… ¿Acaso ós creéis que nos creemos que sois tan desinteresados? ¿os creéis vuestro propio cuento? EL hecho de que existan empresas que hablen claro y le digan a un cliente que su precio se flexibilizará para que pueda bonificarse íntegramente la acción formativa NO ES NADA ILEGÍTIMO, enteráos… no queráis ser más papistas que el papa. Lo que es molesto, SIEMPRE, no sólo en estos casos, es EL DESCONOCIMIENTO y la sustitución de éste por el ATREVIMIENTO. Pero si estais a denunciar la incompetencia no descansaréis jamás, porque es lo que más abunda, aquí y en Sebastopol.
    Sabéis de sobra que la Fundación Tripartita NO REGALA NADA. No solamente no lo regala, sino que se queda con un porcentaje muy importante de los fondos que gestiona… y NADIE absolutamente nadie les pide cuentas de qué hacen con ese dinero… ¿pagar a sus trabajadores y sus gastos? ¿estáis seguros? si eso fuera así, existe una norma que es la publicidad de los costes en que incurre un organismo gestor, como es este el caso… sin embargo, este “ente” se queda con una ingente cantidad de dinero que no revierte en nadie, y que nadie sabe a dónde va… Y encima se permiten el lujo de criticar en dónde se quiere gastar el empresario un crédito que le corresponde por normativa y porque gran parte del dinero es SUYO, y olvidan que su dinero pueden gastárselo como quieran, siempre que sea en formación, claro está. Ahora les toca atacar con furia visigoda a aquellas empresas que comercializan cursos de protección de datos… las habrá que lo hagan bien y las habrá que lo hagan mal, porque venden un curso que ni es curso ni es nada, más que un tocho de hojas impresas, y que encima ni les gestionan la bonificación en condiciones… entonces como es obvio eso es perseguible, pero están metiendo en el mismo saco a entidades que comercializan cursos de gestión para empresas, entre ellos cursos para que conozcan la normativa en esta materia de protección de datos…. Ojo, que no todos son unos desalmados… NO hay derecho a que pongan la advertencia en primera línea en la web de la FTFE y se mencione expresamente y de manera amenazante ´SÓLO a quienes imparten este tipo de cursos, y se olviden de los famosos de “PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES” que han estado haciendo lo mismo durante toda una década… es decir, vender sus “servicios” de prevención al precio del curso y “a coste 0″… justicia es dar a cada uno lo suyo, no criminalizar a un sector o a una materia. Es vergonzoso que una organización como esta haya cedido a las presiones de cuatro abogaduchos pretenciosos que lo único que hacen es cobrar ingentes cantidades de dinero a una pobre microempresa por “adaptarle” a la LOPD, de una manera igual de zafia que los otros… DE PENA.

  6. Hola Juan,

    no te conozco y no sé con quién estás enfadado …. ¿qué te pasa? dices que “su dinero pueden gastárselo como quieran, siempre que sea en formación, claro está”, pero lo cierto es que muchas empresas deciden gastarse su dinero en otras cosas que no son formación. Y a mí me parece bien que se ponga coto, porque se ven casos que son de juzgado de guardia. No creo que la fundación esté criminalizando a nadie, pero reconoce que cada vez que se pone un tema de moda surgen “mágicamente” negocios basados en impartir formación bonificada sobre ese tema … ¿o no?

    Insinúas que la Fundación hace un determinado uso del dinero que gestiona y afirmas que ha cedido a las presiones de cuatro abogaduchos. Te pediría que si tienes datos, nombres, fechas, cantidades que presentaras la correspondiente denuncia, pero no me parecen bien tus insinuaciones a menos que las demuestres con hechos contrastables.


© BONIFICATE S.L.N.E. - Copyright - Condiciones generales de uso